Explora:

5 cámaras análogas para comenzar o mejorar en la fotografía

La fotografía análoga o de película, parece ya, de manera increíble un concepto que en esta generación pasó de ser de los abuelos a un filtro de Instagram.

Más allá del look o de esx fotográfx insufrible en redes que #Ishootfilm y espera una medalla por ello, la película en realidad sigue siendo un formato vigente para creadorxs de todo tipo. Desde fotos de perfil de Facebook hasta espectaculares en Times Square.

Lo mismo aplica para el cine o video. Dependiendo de donde vivas las cámaras y películas pueden ser más o menos comunes y siguen siendo un formato actual para rodar diversos tipos de proyectos.

En este caso quiero hablar de la fotografía análoga como un medio para aprender, practicar y mejorar tus habilidades tanto en la foto fija como en la cinematográfica. Puntualmente te quiero hacer cinco recomendaciones de cámaras para que tomes en cuenta en este proceso.

Independientemente de si naciste antes de la era digital o posteriormente, el estar habitando estas épocas en donde traemos una cámara en el bolsillo a donde quiera que vamos y que a la vez es una pantalla al mundo con millones de imágenes ha cambiado nuestro percibir y quehacer audiovisual.

La manera de abordar la fotografía ha cambiado, desde como la realizamos hasta como la apreciamos. En ese sentido, revisitar la fotografía análoga cambia por completo el ritmo de las cosas y muy posiblemente reaviva nuestro proceso creativo.

Primero porque la interacción no es instantánea, no tenemos una pantalla mostrándonos nuestro encuadre o la foto que acabamos de tomar, mucho menos podemos compartirla al momento de realizarla.

Tampoco es benévola con los descuidos, no siempre tenemos un exposímetro, confirmación de enfoque ni otros mimos que la foto digital nos ha dado. Estamos muchas veces a ciegas y confiando por completo de nuestro conocimiento técnico.

También es limitada, es decir, dependemos de la cantidad de tomas que traiga el rollo, que por lo general ronda en 24 y 36 fotos si es de 35mm y si es de 120mm entre 12 y 16.

Todos estos -y más factores que no mencioné- generan un cambio en la manera en cómo nos aproximamos a la creación de imágenes y por lo tanto, nuestra capacidad creativa. Puede parecer ínfimo pero creeme que la influencia es enorme. Si tienes la oportunidad no dudes en iniciarte en la foto análoga, independientemente de si haces cine, foto o ambos.

Canon AE-1

La más completa y una de las mejores.

Una de las mejores cámaras en su época. En equivalencias contemporáneas es masomenos como tener una 5D Mark III. Múltiples funciones, buena selección de lentes, costeable y consistente.

Extra: Los lentes Canon FD son excelentes incluso para hoy en día y son también muy utilizados como lentes de cine. Échales un ojo.

Yashica MG-1

Telemetría y un ave maría. 

A Pesar de tener un exposímetro integrado -de preferencia busca una donde le funcione- las telemétricas de esta época no siempre fueron, por obvias razones, las cámaras más confiables para encuadrar o predecir una fotografía. Como compensación, enfocar con estas cámaras en un deleite y al ser semi automática, tomar fotos se vuelve sumamente divertido.

Pentax K 1000

La primera vez de todxs.

Es una obligada para cualquiera que se mete a la foto de película. Baratas y de mil batallas. No tienen mil botones ni nada no necesario. Apertura, obturador e ISO, listo. Sal al campo, total si el peligro acecha puedes utilizarla como arma, es prácticamente un ladrillo de metal.

Fuji Desechable

No pensar también es una forma de pensar.

Puedes comprar una de estas hasta por menos de $200 pesos. Ya viene con el rollo cargado. Apunta y dispara, eso es todo. Simple pero cambia la forma en como miramos. Además son compactas, ligeras y con flash integrado.

Mamiya C3

Tómate tu tiempo

120mm en un cuerpo gigante y pesado… pero son 120mm. A lo mejor el proceso y la cámara es lenta… PERO SON 120mm. A lo que voy es que para un nivel de consumidor o entusiaste, es la forma más accesible de hacer formato medio sin asaltar un banco. Además es casi obligado que lleves un tripie y ahí es donde se pone interesante la cosa. Es la antítesis de la fotografía en celular. Incluso diría que el proceso es más parecido a filmar una escena que a tomar una foto.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede usar estas etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Powered by